¿CÓMO EVITAR LA HUMEDAD EN CASA?


La humedad en casa es uno de los problemas sanitarios que pueden generar una mayor cantidad de dificultades en el hogar, desde daños en el interior y exterior de muros y techos de la vivienda, hasta inconvenientes de salud y enfermedades respiratorias.

Al respecto, una de las formas en que podemos identificar la humedad es por un característico olor “a viejo”, como si el lugar hubiera estado cerrado por mucho tiempo. También es posible que se observen manchas en las superficies de muros o techos, lo cual puede ser un signo de humedad, que si no es solucionada a tiempo, puede avanzar hasta provocar daños de diversa consideración y que puede llegar a tener un costo muy alto de reparar.

Por esas razones, es importante realizar un control de humedad en casa con ciertas prácticas y medidas, ya sea al aplicar productos como impermeabilizantes, así como cubrir o reparar las superficies que ya puedan estar afectadas.

Combatir la humedad en el hogar: primeras recomendaciones

– Como principal medida de prevención para evitar la humedad, es indispensable que la luz del sol entre al hogar y realicemos la ventilación de los espacios a diario. Lo recomendable es abrir las ventanas o puertas del interior por las mañanas o tardes, pues hacerlo al medio día podría elevar la temperatura de la vivienda.
– Un complemento ideal para controlar la humedad en casa es el uso de un deshumidificador. Este aparato es parecido al aire acondicionado, pues funciona para climatizar el ambiente del interior del hogar al absorber el agua del aire en la habitación donde se coloque. Este equipo debe considerarse en lugares con poca ventilación, que no cuente con muchas ventanas o donde no entre mucha luz solar.
– Ahora bien, un elemento que tenemos que preservar es la higiene del espacio, evitando que las paredes estén manchadas, limpiando cada superficie así como los objetos decorativos de las habitaciones, especialmente aquellos que puedan acumular humedad.
– Por otro lado, es importante evitar secar la ropa en el interior, pues con ello permitimos que la humedad se vaya impregnando en las paredes. Lo ideal es realizar este proceso aprovechando el ambiente del exterior, aunque si no tenemos otra opción podemos buscar una secadora o lavasecadora funcional para dejar las prendas listas sin necesidad de colgar para secar.
– También debemos cuidar que elementos como alfombras, colchones, cortinas o recubrimientos textiles se encuentren en buenas condiciones y no sean tan viejos, pues podrían llegar a absorber humedad que posteriormente afecte diferentes espacios al interior del hogar.

Control de humedad en casa: medidas profesionales

– Sabemos que elegir cada material con el que se va a construir nuestra vivienda es una tarea complicada, ya sea porque la adquirimos terminada o los responsables de la obra son quienes decidieron sobre ese aspecto. Sin embargo, debemos tomar en cuenta que es importante optar por materiales y complementos especiales para las construcciones, pues existen algunos productos que ayudan a conservar el buen estado de las superficies y evitan que surjan problemas como la humedad u hongos.
– De esta manera, podemos proteger las paredes y techos de nuestro hogar. Los impermeabilizantes o productos aislantes térmicos son sustancias que ayudan a proteger la construcción del ambiente exterior (lluvias, sol, humedad). Su funcionamiento se basa en detener e impedir el paso del agua al reducir la porosidad en las superficies que se recubren, aislando la humedad y minimizando las filtraciones que pueden convertirse en manchas o moho.
– Parte de las características de la pintura impermeabilizante es que cuenta con componentes que garantizan la reducción de la humedad y proporcionan una gran resistencia ante las condiciones climáticas. Inclusive, hay pintura impermeabilizante con altos niveles de reflectividad y una baja conductividad térmica.
– Dentro de la basta oferta de impermeabilizantes que podemos encontrar, debemos conocer que algunos productos no solo se limitan a proteger las superficies de la humedad, hay formular muy específicas, como impermeabilizantes acrílicos que ofrecen una mayor adhesión y son ideales para zonas húmedas o impermeabilizantes asfálticos que ofrecen una buena protección como aislante térmico.
– Para la aplicación de los impermeabilizantes, debemos saber que hay algunos productos que requieren de una doble capa y que pueden requerir de varias horas de espera entre una aplicación y otra. No obstante, también existen las pinturas que cuentan con un secado rápido para poder trabajar en zonas muy húmedas, como en las costas, o con tendencia a lluvias. Con estos impermeabilizantes, el tiempo de espera para que se seque cada capa puede ser de 40 a 60 minutos, dependiendo del lugar y sus condiciones climáticas.
– De igual forma, es importante considerar que muchos productos de esta clase necesitan de complementos para que funcionen correctamente, como por ejemplo: malla de refuerzo, sellador o un resanador. Otro aspecto que debemos tomar en cuenta es el tiempo de vida útil del producto ya aplicado, pues existen impermeabilizantes con una duración de varios años. Evidentemente, los que nos otorgan más tiempo son más adecuados si no deseamos realizar el proceso de impermeabilización constantemente, sobre todo si nuestro hogar se encuentra en una zona de poca humedad.
– Finalmente, como medida de reparación rápida ante alguna filtración que provoque humedad en el hogar, podemos ayudarnos de una cinta especializada para tapar las goteras existentes. La cinta tapagoteras es una clase de membrana asfáltica con propiedad autoadhesiva, resistente a los rayos UV, tiene una cubierta inferior de plástico tipo silicón y cuenta con un refuerzo de película de poliéster polipropileno SBS.

Algunas consideraciones adicionales contra la humedad en casa

– Revisar techos y paredes: es recomendable revisar el estado de muros y el techo de la vivienda previamente a la temporada de lluvias, pues con ello podemos descubrir algunas fisuras o grietas por donde se puede estar filtrando agua y humedad. Sobre todo si tenemos paredes de yeso, ya que estas suelen dañarse muy rápido en caso de existir problemas de humedad-
– Actuar rápidamente: en caso detectar problemas de humedad que puedan estar afectando el hogar, es recomendable solucionar los problemas en el menor tiempo posible, y si fuera necesario considerar la contratación de especialistas con experiencia en la reparación de problemas de humedad en casa.
– Prevenir es clave: hay que destacar que con la humedad pueden llegar a aparecer problemas de hongos, manchas o moho junto con daños en acabados y en la estética de una vivienda, así que es indispensable cuidar cada elemento para prevenir y evitar su aparición.

Buscar materiales de calidad para el control de la humedad en casa es uno de los aspectos más importantes que debemos considerar para mantener nuestro hogar en buen estado durante todo el año, especialmente como medida preventiva antes de la temporada de lluvias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *